Piedad Rodríguez sorprendió en la pasarela nupcial de Barcelona, que se celebró a mediados de mayo, con una propuesta clásica, pero repleta de acentos personales. De sus vestidos destaca sobre todo el movimiento, que consigue con materiales ligeros y volátiles. Encuentra así el equilibrio entre cuerpos ceñidos y tejidos rígidos, y suaves tules que enriquecen y dan dinamismo a la silueta.En su nueva colección 2011, trabaja los volúmenes y construye combinando tejidos. Sus vestidos ganan además luminosidad con la aplicación de pedrería y bordados. El conjunto es una colección delicada, sofisticada, elegante y muy femenina.Piedad Rodríguez es una diseñadora que vive y siente la costura con intensidad. Desde niña supo que lo suyo era la moda. Siendo muy joven, montó su primera empresa de géneros de punto, y más tarde se trasladó a Barcelona, donde durante años compaginó el trabajo con su formación en disñeo y patronaje. En 1988 creó su propia firma e inició su expansión por el territorio nacional. El año pasado se estrenó en la pasarela Gaudí Novias, donde acaba de repetir con éxito.Todas las fotos en GAUDÍ NOVIAS 2010